circularidad de la industria del papel

La industria papelera española realiza un ciclo virtuoso de aprovechamiento sostenible de la materia prima. El 70% de la materia prima empleada por la industria papelera española es fibra reciclada y el 30% fibra virgen de madera mayoritariamente certificada.

 

La doble circularidad de la industria del papel: circularidad natural

El ciclo empieza en las plantaciones locales de eucalipto y pino. Para la producción de 1,7 millones de toneladas de celulosa, se utilizaron el pasado año 5,8 millones de m3 de madera.

La madera que se utiliza para la fabricación de celulosa procede en un 96% de plantaciones locales de pinos y eucaliptos, que son motor de desarrollo rural. El consumo de madera nacional creció el 3,3% en 2018. Estas plantaciones de madera para el sector papelero generan más de 5.500 empleos directos y casi 18.000 empleos indirectos. Y son además grandes sumideros de CO2 que almacenan más de 48 millones de toneladas de CO2 equivalente.

La totalidad del abastecimiento de madera del sector está controlado y procede de aprovechamientos legales en España (en un 96%) y en otros países europeos (el restante 4%). El uso de madera certificada ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y actualmente asciende al 59%. El 92% de los proveedores de madera y el 100% de las fábricas y proveedores de celulosa están certificados.

 

© www.aspapel.es

 

 

Por lo que se refiere a los productos fabricados, ha habido en los últimos años un gran crecimiento de la certificación forestal:  el 68% de la celulosa de mercado y el 63% del papel en el mercado están certificados (frente a un 11% y un 6,5% en 2010).

 

La doble circularidad de la industria del papel: circularidad social e industrial

Las fábricas papeleras españolas reciclaron 4.893.600 toneladas de papel usado en 2018. En la UE, somos el tercer país más reciclador en volumen de papel reciclado, superados solo por Alemania y Francia. Y hay que destacar que el 73% del papel que recicló en 2018 la industria papelera española era de procedencia local, tres puntos porcentuales más que el año anterior, según datos de ASPAPEL.

 

La industria papelera española, gracias a esta gran capacidad recicladora, garantiza el reciclaje en España de todo el papel y cartón recogido selectivamente, que cumpla con los estándares europeos de calidad, es decir, con la norma europea UNE-EN 643.

 

Los dos últimos ejercicios se han visto marcados por los importantes cambios en el mercado internacional del papel para reciclar, debido a la nueva política de residuos que está implementando el gigante chino. China ha iniciado un plan de mejora de sus sistemas de recogida municipal y ha incrementado las exigencias de calidad en sus importaciones de papel para reciclar. Esta doble estrategia está desincentivando los sistemas de recogida que generan un material de peor calidad.

 

La calidad del material recogido se convierte de este modo en la clave y el nuevo reto de la recogida y reciclaje de papel y cartón. Tan importante como recoger la mayor cantidad posible de papel y cartón es hacerlo con los requisitos de calidad necesarios para su efectivo reciclaje.

 

Por lo que se refiere al comportamiento de la recogida selectiva municipal en grandes ciudades españolas de más cien mil habitantes, en 2018 el crecimiento es ya de dos dígitos, con un 10,6% más de papel y cartón recogido para reciclar. Se llega así al cuarto año de crecimiento consecutivo, tímidamente iniciado en 2015 y 2016 tras la crisis y acelerado en 2017 con un incremento del 5,6%.

 

El mayor crecimiento se produce en el grupo de las seis ciudades de más de medio millón de habitantes que crece el 30,1%. El segmento de ciudades de tamaño intermedio (entre 200.000 y 500.000 habitantes) incrementa la recogida el 10,3% y el grupo de ciudades de 100.000 a 200.000 habitantes se queda a las puertas de los dos dígitos con un 9,8% de crecimiento de la recogida selectiva municipal.

 

La recogida selectiva municipal en los contenedores azules, puerta a puerta comercial y puntos limpios, es una de las vías de recogida de papel en nuestro país, junto con la recogida que realizan operadores privados en grandes superficies de distribución, industrias imprentas… Por estas dos vías se ha recogido en total para su reciclaje 4,5 millones de toneladas de papel usado en 2018, que equivaldría a 45 grandes estadios de fútbol llenos hasta arriba de papel y cartón.

 

>

© www.aspapel.es

Fuente: www.aspapel.es

Leave a Reply